VacúnateYa!

https://www.google.com/search?q=imagenes+de+fascismo&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwj71KShmvrRAhUCfiYKHQMgDvMQ_AUICCgB&biw=1366&bih=613#imgrc=BQ3VfAt8F5bNmM:

¿"La vida está ganando nuevamente en América"?

[en los margenes] Explorando situaciones de marginación en la sociedad contemporánea

Leda M. Pérez

Publicado: 2017-02-05

"La vida está ganando nuevamente en América” ("Life is winning again in America"), dijo el vicepresidente de Estados Unidos (EEUU), el Sr. Pence, frente a miles de personas que habían llegado a la marcha en pro de la vida frente al Monumento a Washington. Esta fue la primera vez que un presidente o vicepresidente asistiera esta convocatoria anual por aquellos grupos norteamericanos que desaprueban del derecho al aborto. 

Me quedé pensando en esa frase – “la vida está ganando nuevamente en América” – y las preguntas que se me vienen a la cabeza repetidamente son: ¿“La vida para quién”? ¿”En qué condiciones”? y ¿”Según qué autoridad”? Pues, desde mi óptica, esas son las preguntas claves en EEUU ahora, y no solo frente al derecho al aborto otorgado por la decisión de la Corte Suprema en 1973 en el emblemático caso de Roe v. Wade que reconoció definitivamente el derecho de las mujeres de decidir sobre sus propios cuerpos. Una frase como esta tiene significado más allá de Roe v. Wade, sobre muchos de los derechos ganados a lo largo de los casi tres siglos del experimento en la democracia en EEUU.

Sin embargo, al décimo-sexto día de la presidencia del Sr. Trump, tendríamos que cuestionar severamente de que hablan cuando el vicepresidente sugiere una victoria para la vida. ¿Pensaban en la vida de las mujeres más vulnerables cuando Trump, en su letanía de ordenes executivas disparadas una tras otra como mono con ametralladora, ejecutó -- frente a una audiencia exclusiva de hombres blancos -- desfinanciar a Planned Parenthood, un organismo que no solo provee abortos pero también asegura cuidados médicos a millones de mujeres necesitadas en el país? ¿Pensaban en la vida cuando emitió su orden para detener la entrada de ciudadanos de 7 países predominantemente musulmanes en un acto que dejó a familias dispersadas, madres y padres separados de sus hijos, miles de gentes confundidas, y ciudadanos de EEUU enfrentados a las autoridades en actos de desobediencia civil no vistas desde hace al menos más de medio siglo?

Con cada día que pasa, más convencida estoy que esta gestión desea la vida, pero para ellos, no para todas y todos, y no en circunstancias iguales. Más desean el control sobre los cuerpos y las mentes de muchos. Desean revertir el sentido del cambio demográfico por el cual ya los blancos serán pronto una minoría; quieren eliminar los valores progresistas – y aquellos que los profesan – lo que representa el pensamiento de la mayoría del país, para que nuevamente los roles y destinos finales de las mujeres sean decididos por algunos pocos hombres; que lo que ahora promete ser la mayoría demográfica, nuestras poblaciones no-blancas, sigan sometidas al yugo de una plutocracia blanca, principalmente masculina. Que la “ley y el orden” eufemismo que a mi parecer significa cada cual en su lugar – los pobres con los pobres, las comunidades de color mejor solo entre ellos mismos, los homosexuales, bisexuales, transexuales, transgénero, cualquier ser que no se conforma un estado heteropatriarcal, sea puesto en su sitio, y si es con fuerza y castigo mejor.

Las acciones de los últimos días solo nos confirman que ni Mike Pence, ni la gestión que lo ha acogido les interesa un comino la vida. Les interesan los votos de una minoría asustada, dentro de estos demasiados odiosos y neofascistas, y el enfrentamiento de éstos con la mayoría del país. Les interesa confundir, sembrar odio y deshacer la base de nuestros valores constitucionales históricamente compartidos como lo son la tolerancia, la inclusión, la diversidad y el respeto por los derechos humanos de todas y todos.

Ellos quieren vida, pero no es para nosotros.


Escrito por

ledaperez

Investigadora Afiliada al Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico [CIUP]


Publicado en